15 julio, 2011

Mulatas en la Zarzuela Cubana. "Rosa La China" (9)



Tenía una pequeña duda pero el Décor la ha disipado completamente, se trata de "Rosa La China", otra página extraordinaria de la Zarzuela Cubana, aquí en una fantástica producción de CMQ.

María Teresa Tolón y Luis Pichardo en  la Zarzuela "Rosa La China"


La obra fue estrenada en los años treinta, con libreto de Gustavo Sánchez Galarraga para la música del maestro Ernesto Lecuona. Pero existen varios Blogs especializados en la materia y no voy a ahondar en el tema de la Sinopsis o la historia de la zarzuela, no sería justo además porque hay muchos especialistas haciendo un trabajo serio sobre el tema. Continúo pues, con la historia de mi madre...

Es una pena que no haya registrado ni el año, ni el director del programa, pero bien pudo haber sido: Ricardo Roldán,  Joaquin Condall, Amaury Pérez, Sirio Soto, Juan Miyares o cualquier otro. Fue una generación de excelente directores con oficio y probada maestría. Como nota curiosa debo añadir que algunos de estos directores de televisión que habían trabajado exclusivamente con musicales, años más tarde integrarían la nómina del dramático, no sería hasta la segunda mitad de los 80, que una nueva oleada de jóvenes directores comenzarían a dirigir los dramatizados de la televisión cubana.

Estas fotografías me gustan tanto que merecen una entrada por sí sola.


Esta es otra de mis fotografías favoritas. Hay tanto candor en la imagen!
La joven sentada que observa a través de los barrotes de las escaleras es Mayda Limonta, una excelente bailarina que más tarde sería figura solista en la Tropicana de los años 70-80.











La despedida de "Esta Noche la Zarzuela" estuvo a cargo de un famoso presentador de la época, Eduardo Tristá.


Continuará...









11 julio, 2011

María Teresa Tolón y "Cecilia Valdés" (8)

Luis Pichardo y María Teresa Tolón en "Cecilia Valdés"




Las imágenes más interesantes corresponden a su etapa en la televisón, tal vez la más rica y la más ilustrada en fotografías, aunque curiosamente apenas un vídeo ha salido a la luz, para mi incontrolable felicidad, en las generosas páginas del Youtube. Hago referencia al suceso en la primera entrada del Blog A María Teresa Tolón In Memoriam (I). El vídeo del Canal Maraka en este link "Camagueyano" por la soprano lírica María Teresa Tolón

Una magistral entrada de Cecilia Valdés



Esta fotografía tiene una anécdota graciosa, cuando las modelos y las jóvenes del coro vieron la calesa con el cochero y librea incluido, todas insistían en que serían ellas las elegidas, una porque era la más bonita, otra porque el vestido era el más elegante, otra porque era la más joven, otra porque tenía el pelo largo y así sucesivamente. Mi madre estaba sentada esperando por su turno para entrar en escena, ella era "solamente" la soprano que daría la voz a la Cecilia. La discusión de la "elegida" seguía rondando y el director del programa llamó a La Tolón:

- María Teresa estás pronta?
- Sí!.
- Sube a la calesa, vamos a comenzar el cuadro desde ahí.

Mi madre me contaba riéndose que todas la miraron con rabia, muertas de envidia. La belleza del arte, la música, los espectáculos, la televisión o el cine,  tiene ese otro lado obscuro que lo equilibra con su perturbadora presencia, la gente que lo frecuenta con sus humanas pasiones.

"Cecilia, Cecilia Valdes..." -  "Si yo soy Cecilia.... Valdés!"
"Yo siempre cantando voy...."

"Leonardo..."  "Cecilia..."
"No sé... por qué?"


"...una niña blanca del pecho me arranca la calma y la paz..."
"...desecha esa duda..."

No!

Esta entrada no merece más comentarios de mi parte. Aquí está María Teresa Tolón en el esplendor de su carrera y su bella juventud. Llevando como ninguna la bella bata cubana con pasa-cintas de color rojo sangre, latiendo en el fondo una voz que la distinguió en varios escenarios.

Mi madre detestó una de las críticas que le hicieron porque a pesar de ser muy elogiosa, le hizo ganar enemigos gratuitos, una de las pocas críticas que conseguí salvar de entre sus papeles:


Sin Comentarios...

En el próximo Post, las fotografías de "Rosa La China" y Amalia Batista entre otras...

Homenaje a Gilberto Valdés. Mis padres se encuentran (7)



Paralelamente a su trabajo en Tropicana, María Teresa Tolón mantendría una actividad imparable, casi agotadora, desdoblándose como la mujer orquesta que era en diversos programas de televisión, teatro, radio, y otros cabarets.

Producción para CMQ
   
 Se sucedieron grandes conciertos con el maestro Gonzalo Roig, "un auténtico caballero, galanteaba a todas sus sopranos con mucha clase y respeto". Del maestro Roig diría mi madre: "para él todas eran las mejores Cecilias y todas le creíamos". Era su manera de halagar y estimular el trabajo, un genio musical incontestable. El maestro Roig escribiría una partitura especial para La Tolón, titulada "La hija de Cecilia Valdes", pero nunca llegó a realizarse.

Otro de sus preferidos era el maestro Gilberto Valdés.





La Tolón y Gilberto Valdes en el Anfiteatro de La Habana

No quiero ahondar mucho en tristes historias del pasado, pero mi madre me contaba que este gran maestro, autor de inolvidables páginas como: Bembé, Sangre Africana, Tambó, Oggere y tantas otras, marchó casi forzado al exilio, casi sin quererlo.

Algunos de sus ilustrísimos colegas lo condenaron a un ostracismo cruel argumentando que los nuevos tiempos requerían de otro tipo de música y que él solo hacía "música negra". Esto fue dicho en reunión plenaria de grandes compositores en boca de (...) ni quiero decir porque no vale la pena. No es mi intención hacer de este Blog otra cacería de brujas, se impone homenajear y recordar los olvidados y para eso no necesito hablar de las tristes figuras. 

Programa de uno de los últimos conciertos de Gilberto Valdés

Mi madre contaba que se encontró a Gilberto Valdés parado en plena Rampa, en la esquina de 23 y L, parecía un zombie. Estaba sucio y con una camisa llena de lamparones de grasa. Mi madre tuvo que aguantar las ganas de llorar cuando lo vio. - Pero Maestro....! Solo atinó a decir. - Me voy María Teresa, no me dan trabajo...! Y eso fue todo. 
 Esa tarde comieron juntos por última vez  y nunca más volvió a saber del maestro Gilberto Valdés.

Nota del programa por Alejo Carpentier

El hombre que por primera vez incorporara los tambores batá a una orquesta sinfónica, hecho solo comparable a Fernando Ortiz en el rescate inagotable de nuestro folclor, falleció sin penas ni glorias lejos de su amada isla. He aquí, otra página de ingratitud y silencio en la cultura cubana.







Observen que por esta fecha ya todos los espectáculos que se organizaban llevaban el subtexto de la impronta política


Este programa, el único que se salvó de entre todos los que guardaba La Tolón, encabeza su presentación con el título: 
El Gobierno Revolucionario del municipio de La Habana, Presenta: Gilberto Valdés y su música.

Gente de música, conciertos, artistas completamente ajenos a los acontecimientos  políticos que revolucionarían la manera de hacer y producir el Arte en Cuba, ya todos llevarían el sambenito de "artistas revolucionarios"...











... y La Tolón se iba quedando sola, todos sus amigos, sus maestros, la gente con la que confraternizó, se marchaba de Cuba. Pero mi madre continuó en el país porque así lo decidió, así quiso, y eso más que cuestionarlo hay que respetarlo por encima de todo. 
Mi madre nunca firmó una lista, ni fue miembro de ningún partido, ni de ninguna Comisión de Evaluación (una de las más horrendas componendas contra el Arte y los artistas en Cuba). Eso sí cantó a todos y en todas partes y hasta en trabajos voluntarios participó, qué remedio, ella se integró como tantos otros, "al sistema". 

Sin embargo su vida después ya no volvería a ser la misma, un litigio extra-profesional con unos de los directores del recién formado Conjunto Lírico Nacional, la apartó de los primordios de aquella institución. 
La Tolón simplemente dejó de cantar y se dedicó completamente al Teatro a partir del año 1968, aún realizaría una breve incursión en Tropicana a comienzo de los años 70.

La Tolón en el inolvidable: Zun Zun

 
Estos espectáculos en el Amadeo Roldán corresponden a una etapa de Roderico Neyra poco conocida. El coreógrafo continuaría creando pero por poco tiempo, también él marcharía con una buena parte del elenco de Tropicana.







Otras producciones como "A viajar por mi Cuba", "Cuba que linda es Cuba","Serenella", etc, se sucederían en los cabarets del Habana Libre, el Hotel Riviera, el Capri, Sans Souci y Cubanacán, bajo la dirección de Rogelio Rodríguez, Nito Quintela, Pedrito del Valle, y Joaquin Riviera, entre otros.  









 







Cuando estuvimos escribiendo la míni-biografía que le pidieron en las evaluaciones del que sería su último trabajo, actriz en la agrupación teatral Extramuros, recuerdo decirle a mi madre... -  no menciones tantos directores y coreógrafos, centra más el Curriculum Vitae en tu propia persona, la respuesta de mi madre fue sintomática: 
- "Ellos a la larga, eran los importantes, yo solo puse voz a sus ideas..." 
Otra prueba absoluta de su increíble humildad. Esto fue otra cosa que siempre me maravilló de mi madre, cosa que en su profesión es algo poco común o mejor dicho, no tiene sentido, no tenía absolutamente ningún ego. Lo que hacía era "apenas su trabajo, no tenía mucha importancia"


                                                  Mis padres se encuentran.

Estando en el show del Habana Libre conoce a mi padre, Luis Reynaldo estaba recién llegado de una larga estadía en Londres, donde su familia camagueyana le había mandado a estudiar.  
Mi padre la enamoró a la antigua con sendos cestos de flores y billeticos anónimos. Al finalizar la temporada del espectáculo, se organizó una gran fiesta y Luis mandó a confeccionar un enome cake de ocho pisos. En la fiesta se presentó como el admirador secreto y autor de los envíos. Se casarían unos meses más tarde pero el matrimonio duró muy poco, apenas tres años, los suficientes para nacer yo y mi padre regresar a Londres.

Fue una época de cambios desde todos los puntos de vista. Mi madre recordaba que para ella los sesenta tuvo tres fuertes puntos de giro: mi nacimiento espectacular en medio del ciclón Flora, la salida del país de la casi totalidad de sus amigos y conocidos, y la separación de sus propios padres. 

Quien se atreva a reprocharle no haberse marchado de Cuba en el auge de su carrera, desconoce por completo el motivo de su segunda e inalienable vocación: La Familia. Su madre, mi abuela Hortensia, se divorcia en 1959 después de cuatro décadas de matrimonio con el abuelo Felipe, y mi madre asumió todas las responsabilidades de la casa. Seis de sus nueve hermanos aún vivían en el caserón del Vedado, ya eran adultos pero aquello era un clan familiar y qué cómodo que alguien pagase las cuentas!
Es por esta época que dejan la vieja casona del Vedado, donde vivió mi abuelo hasta su muerte, y se mudan para Miramar, en una casa de cristales verdes. De esta casa guardo muchas memorias...



En Octubre de 1963 su hija Hortensia De Los Angeles (la que les habla) llega al mundo, y es por este motivo que durante varios meses mi madre se mantuvo apartada de los escenarios. 

Con mis padrinos de bautizo, mi madre y mi abuela

Algunas fotografías a continuación corresponden a la etapa de su embarazo. Las imágenes muestran un vestido llamado "bombillo" que ocultaba muy inteligentemente los meses de gestación.
Aquél programa de TV reunía a cuatro cantantes todas embarazadas, uno de ellas era Lourdes Gil (Lourdes Gil y Los Galantes), este dato lo recuerdo porque una vez la encontramos en un restaurante y ella le recordó el episodio.
 

La Tolón con una enorme barriga de embarazo, pero elegantísima, como era su costumbre.






Mi madre me contaba que por este período habían muchas artistas embarazadas y se había producido una eclosión de la natalidad después de la prohibición de los abortos. 
No sé si haya sido éste el motivo de la célebre línea "bombillo", pero resulta muy interesante el furor de esta moda, en un país donde las curvas de las mujeres son tan celebradas.


Ciclorama en programa de CMQ

En esta otra fotografía también de la misma etapa, lleva un collar de plata y ónix que ella llamaba tresillo. El conjunto lo componía además unos hermosos pendientes trabajados en el mismo diseño, es una joya extraordinaria hecha por orfebres de Taxsco, México. 
 Los zapatos-sandalias con tacón finísimo eran en piel rosa y acrílico, todavía yo misma los llegaría a usar cuando se reinició la moda de los tacones finos y las plataformas se escondieron en el closet.


Mis padres, Diciembre 1962



Esta es la a única fotografía que conservo de mis padres juntos y felices. 

Recuerdo muy bien este conjunto azul marino de jersey en manga raglan y toca a tono, los pendientes y el collar en dos hilos de plata con azabache y perlas de cultivo.








Mi pade y yo, Febrero 1964
Mi padre, yo y su inseparable Leica

Mis padres se divorciaron tres años después de mi nacimiento y él volvería a Londres, para siempre. Luis escribió algunas veces y llamaba mucho por teléfono pero no le volvería a ver hasta cumplir mis veintiocho años, gracias a un viaje profesional que hice a Venezuela convidada a dictar un taller guiones en la Fundación de Cine de la Universidad de Carabobo. Fue un encuentro feliz que debo a Carmen Gómez, una extraordinaria mujer y mi ex madrastra con quien mantuve una relación afectiva maravillosa y a quien mucho debo. Sin embargo, la distancia emocional que tuve con mi padre no se acortó nunca. Mi padre y yo siempre fuimos dos extraños.

Poco tiempo después del divorcio mi madre se volvió a enamorar pero escogió mal, un policía de tránsito ocho años más joven que mi madre, devenido más tarde en Juez gracias a la insistencia de mi madre para que estudiase. La Tolón siempre tuvo conciencia de lo desacertado de su elección, pero le costó mucho separarse de él porque estaba muy enamorada.  Pero a estas alturas de la vida y las circunstancias, quien soy yo para criticar las decisiones de mi amada madre. Ella fue medianamente feliz con él dos décadas de su vida, y de esa unión nacería mi hermana Amneris Cecilia Valdés (Amneris por la heroína de Aída, su ópera favorita y Cecilia, por su heroína cubana favorita).


Continuará....